Saltar para: Posts [1], Pesquisa [2]

Arvore De Letras

Coisas lidas,ouvidas,cantadas, declamadas,faladas,escritas

Arvore De Letras

Coisas lidas,ouvidas,cantadas, declamadas,faladas,escritas

31.03.11

in inolvidables mujeres de vilallonga Parte V


AnnaTree

Coisas Lidas

 

 

(…)

La flor enferma

(…)

En literatura francesa de fin de siglo hay una frase que se repite en boca de las heroínas de novela:«je me suis donnée».me entregue. Que maravilla! Entregarse.esa es la verdadera libertad. Hoy las muheres nos e entregan. Se abandonan. A unos y a otros. Y eso no es liberdade, es simplemente facilidad.

(…)

Nunca he sabido muy bien cuál es la diferencia entre una virtud y una cualidad. Creo que lo único que importa es la particularidad. Hay defectos que me encantan y virtudes que me exasperan

(…)

MADAME CLAUDE

 

Madame claude, quien puso en marcha una organizacion que solventó los problemas de muchos hombres solitários o demasiado ocupados para perder el tiempo en inutiles flirteos. Bastaba com llamar a un cierto numero de telefono para que a la hora convenida se presentara en el domicilio o en hotel del del solicitante una preciosa  jeune fille(…) presta para ir cenar a Maxim ‘s y bailar  luego en regine’s sin que nada la diferenciara de las demas mujeres acostumbradas a frecuentar esos lugares. Lo que cobraban las jeunes filles de madame claude por unas horas de sano esparcimento le resultaba al cliente infinitamente más barato que lo que le suele costar unmarido el mantenimiento de su mujer legitima durante las 24 horas del dia.

 

(…)

La gloria

(…)

Isabelle Adjani, que ademas de ser extraordinariamente atractiva es inteligente, se queja de que lo malo de la belleza es que despierta esperanzas que casi nunca se cumplen.

(…)

Cuando Jackie Bouvier, la viuda del presidente Kennedy, se caso, el 20 de octubre de 1968. Com el Griego de Oro (…) una de las intimas amigas de Jackie la increpo:« Si te casas com esse rufián, caerás de tu pedestal» a lo que «la viuda de America» contesto:« No tengo el menor interés en seguir siendo una estatua»

(…)

Isadora Duncan tuvo un accidente en el que vio morir ante sus ojos a sus dos hijos,Patrick  y Deirdre.« No me quedan lágrimas para llorar», repetia desconsolada. Una manãna, en una playa solitária, un joven desconocido viéndola sollozar se acerco e le preguntó:«puedo  hacer algo por usted?»«Si-le contesto Isadora- ,hagame un hijo». El nino, concebido en una playa diserta, nacio muerto el dia que Francia movilizaba sus tropas durante el verano de 1914

 

 

Saímos  para o estrangeiro quando a nossa terra saiu de nós

29.03.11

in inolvidables mujeres de vilallonga Parte IV


AnnaTree

Coisas Lidas

 

EL BUEN GUSTO

(…) en cuanto a beber, solo bebo vino y champán. Todo lo demas, el whisky, la ginebra, el vodka, son bebidas salvajes para gente sin paladar.(las mujeres no deberien beber nunca. Se desmoronan mal

 

ENTREVISTA

(…)

- Que piensa usted del movimento femininista?

- no conozco bien el tema. Solo salgo com mujeres guapas!

 

 

EL PODER Y LA SEDUCCION

(…)

El sexo y el poder siguen revolucionando a los norteamericanos, que ya no saben donde aparcar su puritanismo para volver a la realidad. Muchos han sido los presidentes americanos que han entremezclado impunemente durante sus mandatos la politica y el sexo.(…) el poder anade seduccion al hombre y se lo retira a la mujer.

 

 (…)

Hace falta ser muy hombre para llorar delante de una mujer

(…)

El silencio, dijo Shakespere – o fue Bernard Shaw - ,es el interprete fiel de nuestra alegria interior.

 

(…)

La mayoria de los hombres se olvidan de todo,excepto de ser ingratos

La Vida: cada nota deja un recuerdo, pero solo la melodia cuenta toda la historia

LA CONSEJERA

(…)

Geoges Pompidou decia que entre el consejo de una mujer madura y el de outra mucho mas joven,siempre seguia el de esta ultima. De la vejez se aprende poço- decia- ,pêro si uno es medianamente inteligente, se puede sacar mucho provecho de los errorres que comete la juventud, siempre y cuando se compreenda por que los comete.

(…)

Pompidou, que era un gran aficionado al arte contemporâneo, siempre que queria adquirir un cuadro, consultaba a la hija de una parienta suya que todavia no habia cumplido diez anos.«antes un cuadro, un nino no se equivoca nunca, porque si se emociona, no es porque “sabe”, es porque “siente”

 

(…)

Aquel mismo dia me enteré por el próprio Chaplin de que el no era judio. Mi asombro provoco una leve sonrisa.«no, no lo soy. Desciendo de irlandeses, como Oona, y de gitanos.pero no hay en mi árbol genealógico ni un solo judio. A veces pienso que es una lastima. Ya sé que para la mayoria de la gente Chaplin es el mito viviente de lo que se há dado en llamar el humor judio. No me negará usted que la cosa tiene su gracia. Solo a un irlandês se le podia ocurrir convertirse en el numero uno de los humoristas judios. Pues esse irlandês soy yo. Lo que en realidad ocurrio fuel o siguiente: cuando llegué a Holywood por primera vez, me di cuenta enseguida que resultaba mucho más fácil para un judio que para un goy hacer carrera en la industria del cine. Los poços estúdios que existian estabán todos en manos de los judios. El primer productor que ocupo de mi dio por sentado que yo tambien lo era. Me guarde muy mucho de explicarle que no era asi. Orundo de las clases más pobres de Inglaterra , sin nombre, sin castillos, sin antepasados que deshonrar, no era yo quien iba a complicarse la vida com esa clase de prejuicos. Judio me querian, judio me tuvieron. Pensará que soy una gran mentira viviente.quizá . pêro soy una mentira alegre»

Oona escuchaba,silenciosa,ni seria,ni sonriente. Y dijo com una dulzura casi hiriente«esa mentira tuya, Charlie, te há comprometido mucho más que cualquier verdad».

25.03.11

in inolvidables mujeres de vilallonga Parte III


AnnaTree

Coisas Lidas

 

 

UNAS Y OTRAS

Ya he tenido la suerte inmensa de vivir durante muchos años inmerso en un mundo en el que abundan las mujeres malas, de esas que saben que la noción del pecado está en completo desacuerdo com la rosa de los vientos. Las mujeres malas son ante todo mujeres sexualmente satisfechas y, por lo tanto, gentiles y bondosas. Por lo general muy bellas, miran al mundo com una gran serenidad. Habiendo hecho mucho el amor, conocen bien a los hombres e ni los toman exageradamente en serio, ni dramatizan demasiado nuestros infantilismos. Junto a ellas nos sentimos amparados como un barco en puerto seguro. Son mujeres que saben hacer favores, que rien com facilidad, que atraen a los perros y a los ninos, que envejecen com la sonrisa en los lábios y que mueren convencidas de haber conocido lo único que, a la postre, vale la pena en el mundo: el placer.conviene recalcarlo: son mujeres sexualmente satisfechas.

Las otras, las buenas, las oficialmente honradas, esas que los maridos madrilenos llaman las santas y los franceses bobonnes, son las que hay que temer y de las que hay que huir como de la peste. Su religion, su moral, su educación judeocristiana, les prohiben gozar de la vida en su sentido más ampliamente hedonista.

Son mujeres que como las flores sin agua están marchitas por fuera e ajadas por dentro. Mujeres de esas que resultan implacables a la hora de vengarse de un marido que há dejado de amarlas. Abandonadas, lo único que no permitirán nunca es que la felicadad del infiel se instale a sus espaldas.

Son de esas mujeres que deniegan separaciones y divórcios y que esperan durante horas en los pasillos de un juzgado com tal de conseguir hacerle la pascua al pobre esclavo que se atrevió a recobrar su libertad. Son mujeres terribles que rezan pêro que no perdonan, mujeres que raras veces os miran a los ojos y que por las noches tienen suenos pavorosos.

(…)

Las mujeres profesionamente honradas son terribles. Si les fallas , no por ello se marchan. Para quê? Buscar otros espejos? Tejer outra tela? No. No lo hacen jamás. Se quedan porque, habiendoles fallado, necesitan, para su paz interior, aniquilante. Sus armas son fatales. Conviertién a los amantes en maridos y a los maridos en lamentables despojos.

(…)

Hay que ser muy ingénuo para creer que una mujer – buena o mala – pueda seguir amando a un hombre que ya no enciende sus suenos.

(…)

Recomiendo a todas las feministas radicales . a las beatas, a las obtusas y a las carentes de sentido del humor que escriben indignadas cartas al director de la vanguardia, que me las manden directamente a mi domicilio particular, 20, cours albert ier, 75008 paris. Asi me llegarán antes.

23.03.11

in inolvidables mujeres de vilallonga Parte II


AnnaTree

Coisas Lidas

 

 

(...)

a los socialistas no les gusta que el dinero interfiera en el sexo. Les pasa al reves que a los opus , que tambien son Buenos clientes mios. Rienen profundamente arraigado el sentido del pecado y supongo que para ellos donde no hay pecado, no hay placer. La verdade s que no me gustan . son tacaños, complicados e muy viciosos. Además no te miran a la cara y, por lo general, les sudan las manos. En realidad yo solo trabajo a gusto con la derecha franca. El hombre de derechas no es nada complicado. Le gusta pagar. Porque, aunque el no sepa, solo llega al orgasmo cuando consiegue humillar. Y pagando se humillla siempre.

De tonta, Consuelo, ni un pelo.

(...)

Onassis trataba a las mujeres como los pastores de su pais trataban a sus cabras. Con carino y con desprecio. Le pergunte hasta que punto le molestaba que una mujer lo enganara y me contesto:esa pregunta se la hicieron a Sacha Gitry y su respuesta fue: lo que me molesta es que ahora haya otro que sepa con lo poco que yo me contentaba.»

 

Madeleine – una socióloga (…) afirmó:«no es verdad que ya no haya hombres . los hay, pêro son diferentes. Muchas mujeres no saben como usarlos, porque están todavia en rodaje.

(…)

Madeleine acabo diciendo lo que preferiria no haber oído: « no es  que el hombre haya muerto. Le há ocorrido algo mucho peor: há dejado de ser indispensable.»

 

21.03.11

in inolvidables mujeres de vilallonga Parte I


AnnaTree

 

 

Coisas Lidas

 

Inolvidable una escritora joven e guapa que pasando por tumultuosas circunstancias me dijo:«se puede ser infiel sin dejar de ser leal.» la misma mujer que instantes despues me confesó:« no me fio un pelo de las mujeres y la experiencia ha venido siempre a confirmar mis peores sospechas. Todo ello porque a las mujeres nos han educado para ser fieles, no para ser leales»

(...)

inolvidable, inolvidable entre todas las mujeres , mi abuela paterna, heroína de três o cuatro de mis novelas, que me daba consejos de este tenor, tratando,e siempre de usted segun su costumbre:«guarde siempre las distancias y no se esfuerce en ser simpático porque no conduce a nada».(...)« vaya al Prado e pase varias horas delante de Goya.pintó a los españoles tales como eran y como , desgraciadamente, siguimos siendo, gentes sin ningún refinamiento que se jactan de su vulgaridad y confunden la nobleza del gesto con la arrogância que el poder confiere a los medíocres»

 

(...)

dice un provérbio japonês que con uno solo de sus cabellos una mujer puede atar un elefante. Debe de ser cierto porque a mi me siguen atando con una sonrisa, con una mirada, con una voz. Por eso me gusta hablar de ellas. Porque saben todo lo que yo no sé. Y no me gusta jugar con desventaja.

 

(...)

comprendi, oscuramente todavia, que el amor se siente por una mujer está en proporcion directa a la calidad del asombro que despertamos en ella. Si la admiracion mata al amor, porque viene del entendimento, el asombro lo exarceba, porque viene del alma.

(...)

la verdade s que la amistad entre mujeres, cuando existe, puede ser incluso más importante e más sólida que la tan cacareada amistad viril, basada muchas veces en recuerdos edulcorados de servicios militares o en las copas consumidas cotidianamente en la barra de un bar

(...)

el amante de una noche siempre acaba pidiendo un táxi. El hombre de toda una vida es el que te abraza mientras te vas quedando dormida»

(...)

a Donatella me la encontre cenando sola en Koldo(...) me habla de lo mucho que han cambiado los hombres en los últimos diez años con respecto a las mujeres.

- son infantiles. Totalmente desfasados de la realiad, porque la realidad somos nosotras, las mujeres. (...) ahora resulta difícil enamorarse de ellos. Les hablas de amor y ellos te hablan de ternura, de cariño y de complicidad.pero eso ya me lo daba mi padre y nunca me pareció suficiente.

(...)

- que lees, Donatella?

-cosas.

-que cosas? Poesia?

- no . la poesia está en la vida. No necesito leerla. Biografias? No, tampoco.sólo me interesa la mia.

La risa se ha convertido en sonrisa. Un rostro hermético, como un espejo que solo reflejase el vacio.

-te gusta el dinero?

-depende de qué dinero.

-simplifiquemos la pregunta. Te gustan los hombres ricos?

- no conozco a otros. Dicen que los otros son más alegres,pêro son pobres y eso me parece muy triste.

(...)

una noche, en Miami, Júlio Iglesias me dijo que yo era el gran amor de su vida. Mentia muy mal. Le dije :«Pruébamelo.»«como?», me pergunto.«pon la mitad de tu fortuna a mi nombre .» se puso muy pálido. Su amor se conviertio de repente en algo parecido a una sopa fria.

(...)

-eres religios?

-no soy lo suficientemente inteligente. Pêro soy supersticiosa. Solo rezo en los aviones.

(...)

yo siempre he querido comprender a las mujeres que he amado. A veces , y ya a punto de conseguirlo, puso pies en polvorosa, no porque temiera su fuerza destructiva, sino porque me espantaba mi própria debilad.

(...)

una amiga mia fue a visitar a un celebre abogado para que se ocupara de su divorcio. En un cierto momento el abogado le preguntó:« se divorcia usted por otro hombre?» ella le miro con indisimulado desprecio e le contesto:« no, me divorcio por todos los hombres»

Pág. 1/3